Los grandes contribuyentes: mejores amigos de la DIAN con la facturación electrónica

GRANDES-CONTRIBUYENTES-5

Con amor y amistad comenzaron a facturar electrónicamente los Grandes Contribuyentes. Desde el 1 de septiembre el 60% de ellos -más de 2.000- lo hacen de manera obligatoria y se suman a los que ya lo efectuaban de modo voluntario. El otro 40% tiene plazo hasta el 1 de diciembre para iniciar, porque solicitaron prórroga a la DIAN para tener el software y la documentación lista y resolver los problemas tecnológicos generados en la implementación.

Así con esto, más de la mitad de las empresas que pagan IVA e Impuesto al Consumo dejaron la facturación impresa, y solo en caso de presentarse inconvenientes técnicos, pueden facturar en talonario o papel mediante la numeración de contingencia que se otorga al pedir la autorización para hacerlo electrónicamente. Resueltos las dificultades, estas facturas se deben transcribir y enviar por el nuevo mecanismo digital.

Los beneficios: además de ya estar al día con la DIAN, la modernización de sus equipos, servidores, automatización de procesos productivos y administrativos, depuración y disponibilidad de los datos, el ahorro estimado en la tramitación y mensajería de los documentos se reduce en un 80%.

GRANDES-CONTRIBUYENTES

En total ya se han facturado electrónicamente $60 billones, y para el 1 de enero de 2019 todos los responsables de los impuestos mencionados aumentarán esta cifra, porque estarán obligados.

Los expertos consideran que además de evitar la evasión de los tributos -cerca de $40 billones-, se alcanza la modernización del mercado y una mayor competitividad.

Los Grandes Contribuyentes juiciosos realizaron el proyecto de facturación electrónica con suficientes meses de anticipación para lograr finalizar las pruebas exitosamente, pues cualquier error en los datos implica el riesgo de incurrir en multas o incluso cierres de los establecimientos comerciales.

Conclusión: La facturación electrónica ya arrancó en Colombia y no tiene reversa. Los contribuyentes que faltan tienen el resto del año para implementarla y evitar ser detectados y sancionados por la DIAN. Es preferible ser su amigo secreto que su enemigo conocido.

Christian López